Chrome OS Flex: lo nuevo en sistemas operativos

La revolucionaria empresa de software y tecnología que todos conocen, Google, continúa dando de qué hablar. Esta vez, ha lanzado al público un nuevo sistema operativo, su novedoso Chrome OS Flex. 

Se trata de una versión mejorada de su plataforma base: Chrome OS, que ha llegado al mercado con una premisa interesante. ¿Recuerdas aquel ordenador o portátil viejo que dabas por perdido? Es tiempo de recuperarlo. De la mano de este innovador software, podrás lograr lo que, en un principio, parecía verdaderamente imposible. 

El trasfondo que tiñe a Chrome OS Flex

El sistema operativo original de Google, Chrome OS, está disponible únicamente para su propia red de portátiles: Chromebook. Dispositivos que se han ido actualizando con el paso del tiempo, al igual que su software base. 

Parte de esas actualizaciones corresponden a abrirse a la compatibilidad con otros sistemas como Apple o Android. No obstante, las ventajas que presentaba nada más eran exclusivas para las mencionadas Chromebook. 

A raíz de ello, Google ideó un plan preciso que derivó en la producción, desarrollo y lanzamiento final de Chrome OS Flex. Un tipo de sistema operativo que puede ser instalado en cualquier ordenador o portátil, incluso aquellas que se creían obsoletas. 

Reza un comunicado de la empresa que se adaptará a modelos con más de 10 años de antigüedad. Sobre todo, para aquellas ediciones que son descontinuadas y que, por obvias razones, no recibieron otras actualizaciones del sistema. 

Entonces, ¿cómo se define Chrome OS Flex?

Chrome OS Flex es un sistema operativo en su fase beta recientemente enunciado por su compañía desarrolladora: Google. En esencia, simboliza una oportunidad para recuperar o reutilizar aquellos dispositivos portátiles u ordenadores con más de 10 años de longevidad. 

En líneas generales, provee de las mismas funciones que Chrome OS básico, con algunas diferencias estéticas y de accesibilidad. Sin embargo, el hecho de reparar o relanzar desde 0 cualquier dispositivo es lo que lo hace atractivo. 

Por los momentos, Chrome OS Flex está disponible solo en su formato de unidad de disco USB. Y, en función de lo planteado por la marca, puede ser instalado en cuestión de unos minutos. Valdrá la pena esperar para así poner a funcionar aquella laptop u ordenador que tanto querías. 

Algunos datos a tener en consideración

Los protocolos informáticos del sistema operativo no variarán en demasía con respecto a Chrome OS. No obstante, es de entrever que las futuras actualizaciones y prestaciones dependerán, particularmente, de la clase de hardware. Por consiguiente, no todo es color de rosa como lo parece en realidad.

Por su parte, no será exclusivo para alguna marca, sino para toda clase de portátiles u ordenadores. Dicho de otra manera, hasta las famosas iMac de Apple se encontrarán inmersas en este grupo. 

Los desarrolladores han aclarado que es un beneficio para aquellos productos que, por motivos de diseño o modelo, se quedaron estancados. En otras palabras, no pudieron avanzar, por ejemplo, a Windows 10 u 11 en su momento. 

Asimismo, Chrome OS Flex nace de Cloud Ready, el programa informático estrella de la compañía Neverware. Al instante en que Google la absorbió, cambió su estructuración por completo y adoptó el protocolo del sistema para su interés. 

¿Qué tanto se diferencian Chrome OS de Chrome OS Flex?

Si bien son semejantes, basta con puntualizar algunos aspectos cruciales de uno y otro. En definitiva, comparten prestaciones, pero está claro que Chrome OS Flex está limitado en algunos frentes. 

  1. Sin el chip de seguridad de Google, el dispositivo no “arrancará” adecuadamente en algunos casos.
  1. Chrome OS Flex no posee el mismo soporte para Android o Google Play en su constitución. A la par, dependiendo del caso, tampoco contará con uno para su compatibilidad con el sistema operativo de Linux.
  1. Al no ser Chromebook, Google no se responsabiliza por defectos de batería o rendimiento. Igualmente advierte acerca de la velocidad con que se ejecutan las aplicaciones en su inicio. 
  1. Chrome OS Flex es todavía una fase beta que es susceptible a fallos o inconvenientes varios. Aunque es un gran beneficio para la recuperación de equipos antiguos, es imprescindible tener presente ese detalle. Evaluando los pros y los contras, es cuando será prudente tomar una decisión oportuna. 



Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.